Un cóctel al más puro estilo años 20, donde se unen elementos insospechados para conseguir un sabor contemporáneo. ¡Esto empieza Yellow pero seguro que acaba en Party!

 

En este nuevo reto de Cutty Sark (ya sabéis que estoy a ver si me voy de vacaciones con ellos) , teníamos que hacer un cóctel inspirado en los años 20  pero con todo nuestro estilo y contemporaneidad. Me dije “Manuel, tu sabes hacer muchas cosas y eres muy cuqui, pero no tienes ni idea de mixología(que me sigo conformando con el Licor.de-plátano-piña). Así que pensé “¡Necesito ayuda!”

Y nadie mejor que Fran Olmos, experto en cócteles y futuro emprendedor, al cuál conocí hace algún tiempo a través de Twitter para que me ayudara a mezclar los mejores ingredientes. Como si fuera un auténtico alquimista, me demostró que todo es posible para conseguir sabores insospechados. Eso lo demuestra este cóctel que hemos desarrollarlo llamado Yellow Party. ¡Al principio del cóctel piensas en el amarillo y al final termina siendo una fiesta!

receta coctel yellow party

Ingredientes: 3 uvas negras / 5 hojas de albahaca / 2.cl de sirope de jengibre / 5c.l de Cutty Sark / Ginger Ale.

Receta: Partes las uvas por la mitad y las echas en un recipiente con la albahaca y el sirope. Machacas bien para sacar todo el jugo. Llenar con hielo picado. Añadir el Cutty Sark y remover bien. Rellenar de nuevo con hielo y con Ginger Ale.

Según me comentó Fran, los cócteles con whisky suelen ser complicados porque son muy duros, pero en este caso hemos conseguido rebajar el sabor y convertirlo en algo fresquito y apetecible. ¿Cómo? Apostando por combinaciones nunca vistas.

coctel yellow party cutty sark gafas amarillas (2) coctel yellow party cutty sark gafas amarillas (4)

También he creado un pequeño y divertido vídeo para que veáis, más o menos, cómo se hace. ¡Al más puro estilo años 20 para pasar De la templanza al desenfreno!

Y ya sólo queda que lo probéis pero ¡Oh cielos! ¿Cómo os lo mando a través de la pantalla? ¡Pues tendremos que quedar! Así que cuando queráis, dadme un silbidito.