Seas como seas, vistas como vistas y hagas lo que hagas, nunca critiques o dejes que lo hagan.

Todo este post nace a raíz de la siguiente foto que vi en internet:

zorras y libertades individuales

  • Lo que se ve: Dos chicas jóvenes, con taconazo y ropa ceñida, posando sexys y divertidas.
  • Lo que ponía en los comentarios: Par de chonis calientapollas que degradan a la mujer ¡Vaya par de zorras!

A medida que leía las reacciones… ¡Más me calentaba! (no en el sentido erótico-festivo del término). Vivimos en 2014, y aunque aún hay que quitar muchos tabúes, muchos problemas sociales y de desigualdad; no creo que estas dos chicas – ni ninguna otra, haga lo que haga – degrade la imagen de la mujer. Igual que tampoco creo que dignificara globalmente el concepto si éstas nenas posaran más recatadas. Cada persona toma sus propias decisiones y porque no comparta tu carácter, tu definición de lo culto o tus gustos estilísticos no significa que sea mejor o peor. Simplemente sois personas diferentes, con vidas, experiencias, valores, gustos y decisiones distintas. Y punto.

Podría entender – sin aprobación, pero cabría en mi mente – ese tipo de comentarios de parte de hombres inseguros, frustrados sexualmente o con las hormonas a reventar… ¡Pero no! ¡También venían de parte de algunas mujeres! Lo más triste, probablemente de mujeres que también hayan sufrido dicho agravio e insultos en sus propias carnes por cualquiera de sus decisiones.

Que quede claro que no estoy haciendo apología de la sexualización de la mujer, sino que hablo de tolerancia – en el sentido más amplio y global del término – porque seas como seas, seguro que has estado en algún punto de mira: por ser demasiado sexy, por ser mojigata, por ser muy alta o muy bajita, por ser gorda o delgada, por ser muy choni o muy hipster. ¡Da igual! Que tire la primera piedra la que nunca haya recibido un insulto por ejercer su libertad.

Uno de los vídeos que más me ha hecho reflexionar sobre todo esto es este titulado “dedicado a todas las zorras” (en el cual pensé automáticamente al ver la foto de arriba). En él ésta chica va dando unas claves de actos que hace/puede-hacer una mujer y que muchas personas ponen en evidencia. ¡Vivan las mujeres libres!

Estoy cansado de ver comentarios despectivos hacia los demás por lo que sea (sus fotos, sus decisiones, su visibilidad, su sexualidad, sus gustos personales o grupales). Debemos ser conscientes de lo que representan las libertades individuales y su completa aceptación en una sociedad que pretendemos que sea avanza y tolerante. Dejémonos de valoraciones tan negativas provocadas bien por nuestra altanería y soberbia o bien por nuestros complejos o envidias.

Podrá gustarnos “Mujeres, Hombres y Viceversa” o podremos ser fan de “Redes” y – valores individuales aparte – debemos ser respetados y tolerados mientras no incumplamos ninguna ley o hagamos daño a nadie.