¡Leer este post te llevará 3 minutos! ¡A disfrutar!

Para celebrar el Día de la Tierra (que se celebra cada año el 22 de abril) y pretende concienciar sobre la huella que los humanos dejamos en la naturaleza- ¡Y que hay que intentar reducir! He preparado estos cinco consejos e ideas que podemos tener en cuenta en el mundo de la moda por la ecología (tanto los que la realizan como los que la consumen).

1. Evitar el consumismo loco

Producir más de la cuenta es una de las peores formas que existen de maltratar al planeta. Eso va desde la creación de esas prendas por parte de las marcas, ¡hasta tu propio armario! Debemos cambiar el chip y ser capaces de  aprovechar al máximo nuestra ropa y no gastar sin ton ni son.

Para ello puede ayudarnos una planificación de nuestras compras – para no comprar a lo loco – y la utilización de ropa de segunda mano: que nos ayudará a alargar la vida útil de algunas prendas evitando la necesidad de adquirir – y producir – nuevas .

2. Elegir marcas conscientes

Informémonos bien sobre las marcas que consumimos. De dónde vienen, a dónde van y cuál es su filosofía. Estamos viviendo un momento en el que cientos de marcas ponen la conciencia ecológica en su forma de vida y hacen productos para ello, ¡démosle apoyo!  Existen desde pequeñas marcas especializadas a grandes corporaciones que hacen acciones o colecciones que refuerzan esa identidad. La lucha de la moda por la ecología es imparable.

3. Materiales, tejidos y facturación

Sabiendo lo que compramos – y leyendo las etiquetas – podemos valorar cómo se ha llegado a producir dicha prenda y las necesidades medioambientales que ha requerido. Es por eso que seleccionando bien los materiales, tejidos, colores o lugares de procedencia estaremos también ayudando a dejar una huella menos profunda en el medio ambiente. Los tintes agresivos,  tejidos realizados de forma cruel, realización de prendas en países donde la ecología no es un valor principal… ser conscientes de todo ello nos hará elegir mejor.

4. Vigila tu colada

Sin duda, una de los preceptos ecológicos que más tenemos a mano es la de la racionalización del uso de electricidad y agua. Y aunque no lo creas también está muy vinculado con el mundo de la moda por la ecología .

Pon lavadoras únicamente cuando sea necesario, preocúpate de que esté el tambor lleno y elige el modelo de más ahorro de energía y agua entre las diferentes formas de lavado. Una buena gestión de nuestra colada ayudará a reducir los recursos del planeta.

5. Vigila y valora la compra online

La compra online ha supuesto una nueva forma de consumo en la mente de todos: Sencilla, práctica y “rápida”. Pero trae con ella algunos problemas asociados que afectan directamente a la ecología. La multiplicación de creación de envases (mayoritariamente de plástico) y de envíos por aire, mar o tierra (con sus consecuentes emisiones nocivas al medio ambiente) hace que debamos pensar un poco más a la hora de consumir online. ¿Por qué pedirlo online si podemos acercarnos en un momento a la tienda a por ello?

Al comprar ropa no solo pienses en tu estilo, ¡piensa en el planeta!

Fotografía de portada: Alba Asenjo.