¡Llegir aquest post us portarà 3 minuts! ¡A gaudir!

Las uñas de gel están de moda. Al cap ia la fi, ofereixen una aparença totalment natural i llueixen perfectes. També admeten esmalts de tota mena de colors, el que resulta molt útil per combinar-les amb la nostra indumentària. però ¿cómo se realiza su mantenimiento? Si tens dubtes, presta atenció.

¿Cómo se ponen las uñas de gel?

Ungles de gel
Foto de cottonbro on Pexels.com

El procediment és molt senzill. En concret, se basa en la colocación de un esmalte de gel sobre la uña natural. Evidentment, cuanto más grande sea esta y de mayor salud goce, mejor.
No obstant això, este esmalte no se parece al acrílico, el cual se seca cuando entra en contacto con el aire. Para que se solidifique sobre la uña natural es necesario aplicar una luz ultravioleta a cada capa. El número de capas dependerá, fundamentalmente, del grosor que se quiera conseguir. Posteriorment, se aplica el color deseado.

Este proceso, dentro de un centro especializado en uñas en Valencia, puede llevar un par de horas. La duración media es de entre 3 i 5 setmanes, en función del estado de las uñas naturales y de lo que tarde el usuario en acostumbrarse a ellas. No es raro que, si se ponen largas, alguna se rompa mientras nos acostumbramos a desenvolvernos con ellas en el día a día.

¿Cómo se realiza su mantenimiento?

Como es obvio, la uña natural seguirá creciendo por debajo de la uña de gel. Esto provocará que se genere un “huecoen la base desde la que nace. Cuando aparezca, las posibilidades de que se rompa serán mucho más alta. Sens dubte, esta es la principal razón por la que hay que volver, aproximadamente, una vez al mes para colocar relleno.

Sin embargo, durante ese paso por el centro estético, no solo se va a colocar dicho relleno. También se limará el otro extremo de la uña de gel y, con él, de la uña natural. Solo así es posible mantener la longitud deseada y la estética correcta. También es posible aplicar nuevos esmaltes de color.

Existe la posibilidad de que, si una o varias uñas de gel estén en muy mal estado, la responsable de colocarlas y mantenerlas decida retirarlas y poner otras nuevas. No obstant això, esto es algo que nunca debe hacer la usuaria. ¿El motivo? Sin las herramientas y productos adecuados, podemos generar quemaduras en la piel.

Ungles de gel
Photo by RODNAE Productions on Pexels.com

Per la seva banda, como sucede con todos los tipos de manicura y pedicura permanentes y semipermanentes, existe el riesgo de que la usuaria tenga una reacción alérgica por contacto. No suele pasar, pero los responsables son los acrilatos presentes en el gel. No está de más hacernos una prueba antes para verificar que toleraremos bien las nuevas uñas.

En definitiva, las uñas de gel se han convertido en la opción preferida para muchas mujeres a la hora de hacerse la manicura. Sens dubte, ofrecen una gran variedad de ventajas a nivel estético, entre las cuales destaca su naturalidad. Esperamos haber resuelto tus dudas en torno a ellas.