¡Reading this post will take you 7 minutos! ¡To enjoy!

Travel to Svalbard, one of the most impressive tourist destinations to see in Norway, It is made for adventurous spirits.

Este archipiélago, Svalbard, situado a 800 kilómetros de la Noruega continental, en pleno círculo polar ártico, muy cerca del Polo Norte, es una región salvaje e indómita con unos majestuosos y deslumbrantes paisajes de nieve y hielo.

En Svalbard podrás contemplar impresionantes glaciares, imponentes montañas desde cuyas cumbres se abren unas panorámicas únicas y unos fiordos noruegos rodeados de escarpados acantilados que transmiten una serenidad casi mística.

La fauna de Svalbard es otro de los grandes atractivos de este archipiélago, con especies tan emblemáticas como los osos polares, los zorros árticos, los renos y numerosas especies de aves. Observar cómo se desenvuelven estos magníficos animales en su hábitat natural es una de las emociones que no podrás olvidar en toda tu vida.

Viajar a Noruega siempre es una aventura, pero elegir como destino este grupo de islas árticas va aún más allá. Se trata de vivir unas experiencias casi imposibles de encontrar en el resto del mundo. A continuación vamos a mostrarte algunas de las actividades más atractivas que podrás llevar a cabo en Svalbard, la apuesta más aventurera de los viajes a Noruega

Actividades en Svalbard

Que el archipiélago de Svalbard sea un lugar salvaje y virgen no quiere decir que no ofrezca un amplio abanico de atractivas actividades para los miles de aventureros que cada año se acercan a este remoto territorio: trekking, motos de nieve, deportes de invierno, avistamiento de fauna salvaje, contemplación de auroras boreales… 

Travel to Svalbard no te dejará ni un momento para el aburrimiento, siempre en una perfecta comunión con la maravillosa naturaleza de las islas. Veamos algunas de las diversiones que te esperan en el archipiélago.

Recorrer los senderos del archipiélago de Svalbard

El senderismo por Svalbard no es precisamente un paseo dominical. Hay que estar muy pendiente de los informes meteorológicos y contar siempre con un guía profesional. El verano es la mejor época para estas caminatas (en invierno son totalmente imposibles). 

A pesar de tener una población de poco más de 2.000 habitantes, la localidad de Longyearbyen, situada en la isla de Spitsbergen, es la mayor del archipiélago. En su entorno montañoso puedes disfrutar de unas impresionantes rutas de senderismo, incluso con la posibilidad de admirar algunas cuevas de hielo.

Entre las rutas más populares de Longyearbyen destaca la Ruta de Reindalen, que te llevará a través de bellísimas montañas, valles y glaciares. Es necesario que sigas todas las recomendaciones de seguridad porque no es raro divisar osos polares, una especie icónica del círculo polar ártico que puede llegar a ser muy agresiva (si vas con un guía profesional no tendrás ningún problema). 

También en el entorno de Longyearbyen está la Ruta de Alkehornet, con unas magníficas vistas al mar y las montañas (y donde puedes avistar numerosas especies de aves) y la ruta del Valle de Adventdalen.

También es destacable la Ruta del Fiordo Billefjorden, donde también tendrás la oportunidad de visitar la mina de carbón de Pyramiden, abandonada desde el año 1998.

Paseos en moto de nieve

Las motos de nieve son el principal medio de transporte en Svalbard, ya que los coches tradicionales a duras penas pueden aguantar las condiciones meteorológicas de la zona. Estos vehículos pueden alcanzar fácilmente los 60 km/h, pero es importante llevar ropa adecuada para combatir las bajas temperaturas y las gélidas brisas (en general, incluso en verano hay que ir con ropa de invierno en el archipiélago).

El principal punto de partida de estas excursiones es Longyearbyen, donde puedes encontrar varias empresas que ofrecen emocionantes tours guiados por sus alrededores. Otros lugares muy atractivos para recorrer en motos de nieve son los fiordos de Tempelfjorden y Billefjorden.

Excursiones en trineos de perros

Pocas estampas son tan emblemáticas del círculo polar ártico como los trineos de perros. Este medio de transporte que inmortalizó Jack London en su novela de aventuras Colmillo Blanco

Los perros que guían estos trineos suelen ser huskies siberianos, una raza canina enérgica y muy fuerte que te llevarán por algunos de los mejores parajes de la isla.

No debes preocuparte por la salud de los canes. En Svalbard, al igual que en toda Noruega, se siguen una regulaciones muy estrictas respecto a la salud y el bienestar de los animales. Podrás observar que los perros irradian felicidad.

Esquí y snowboard

Como es lógico, los deportes de invierno se encuentran entre las principales actividades en el archipiélago de Svalbard. Aunque no existen pistas de esquí al uso (la topografía del lugar no es la adecuada), sí es posible practicar el snowboard y el esquí en las islas.

Dos son los estilos de esquí que tendrás la oportunidad de practicar en el archipiélago: el esquí de travesía o de montaña y el esquí nórdico o de fondo. Algunas buenas zonas para la práctica de deportes de invierno son los valles de Adventalen y de Sassesdalen

Rutas en barco

Una actividad muy popular durante el verano (en invierno los hielos impiden su realización) son las excursiones en barco y kayak por las aguas de Svalbard, una de las formas más idílicas de admirar el entorno natural de las islas, sus fiordos, sus glaciares y su impresionante fauna: osos, zorros, renos, bueyes almizcleros, morsas, focas, ballenas o aves tan llamativas como los frailecillos y los charranes árticos.

Entre las rutas en barco más populares destacan las que recorren sus fiordos (Isfjorden, Billefjorden o Tempelfjorden), el Pasaje de Hinlopen, un estrecho situado entre Nordaustlandet y Spitsbergen, y la Isla de Moffen, un paisaje protegido para la conservación de focas, animales que se pueden contemplar desde el barco.

Svalbard
Photo by CHRISTIAN PFEIFER on Pexels.com

Visitas culturales en el archipiélago de Svalbard

Viajar a Svalbard no solo es un encuentro con el lado más salvaje de la naturaleza noruega, también te ofrece la oportunidad de realizar algunas visitas culturales de lo más atractivas.

Por ejemplo, Svalbard tiene un lado muy dulce, el Café Fruene, una cafetería especializada en chocolates que no solo sirven unas deliciosas tazas de chocolate caliente y diversos productos de repostería, sino que también fabrican sus propios productos, lo que lo convierten en la fábrica de chocolates más septentrional del mundo. Se encuentra en la capital insular, Longyearbyen, y es una parada ineludible durante tu visita a Svalbard.

Otro lugar de gran interés es la Estación de Radio Isfjord, situada al sur del fiordo Isfjorden. Totalmente automatizada en la actualidad, transmite la señal radiofónica de todas las islas. Además es una estación meteorológica y cuenta con su propio hotel, al cual se accede en barco durante el verano y en motos de nieve durante el invierno

Otros lugares de interés que puedes visitar durante tu estancia en Svalbard son el Banco Mundial de Semillas (solo el exterior, ya que no es posible acceder al interior), el Museo de Svalbard, que te ofrece una fascinante visión de la cultura, the history, la fauna y la geología de la región, la Galería de Arte de Svalbard, con exposiciones de artistas locales e internacionales y con una tienda en la que puedes adquirir diferentes obras de arte, y la Iglesia de Svalbard o Svalbard Kirke, un templo cristiano de madera construido en 1958 donde se celebran diferentes eventos culturales.

Si quieres informarte de cómo viajar a Svalbard, la región más salvaje y extrema de Noruega, no dudes en consultarnos en la agencia de viajes, Noruega Tours, especializada en viajes a este mágico país escandinavo

Foto de portada: AFP Photo