¡Leer este post te llevará 3 minutos! ¡A disfrutar!

La hamburguesería Santo Pecado propone venerar los pecados de la (buena) carne en el centro de Madrid.

Se inauguró en septiembre de 2017 y ya ha conseguido hacerse hueco como imprescindible en la madrileña glorieta de Quevedo. Santo Pecado apuesta por la auténtica hamburguesa 100% natural y artesana, sin aditivos ni conservantes y con calidad certificada. Su propietario, Alonso Peces-Barba, definen el local como “Punto de encuentro para público de todas las edades y bolsillos que comparten idéntica pasión: el ‘Best Burguer’ Hunting”.

Santo Pecado hamburgueseria madrid (2)

De la ganadería….

Todos sabemos que lo importante de una buena hamburguesería es la materia prima de la carne, por ese motivo Santo Pecado se ha unido a una ganadería con sobrada experiencia en la cría de reses:La Finca El Retamar de Sonseca (Toledo), que lleva más de dos décadas enfocadas a obtener carne de calidad sobresaliente. Además, son pioneros en la adaptación del buey de raza WAGYU ya que la fina ha logrado crear raza propia, cruzando el buey japonés de línea Tajima-ushi con vacas Black Angus alemanas y americanas, para posteriormente perfeccionar la genética con nuevos cruces Wayuu. Todas las reses se crían en libertad, alimentándose de la riqueza medioambiental: pastos y forrajes complementados con muy baja proporción de pienso, para asegurar el buen desarrollo de los terneros.

09_Santo Pecado

… a la cocina …

Los detalles y el tamaño importan. Por eso, los 180 gramos de carne en las más pequeñas y los 250 de “Oh La La verguer” constituyen un elemento imprescindible en San Pecado, donde definen sus puntos de cocción como “tan ajustados que rozan la perfección”. Santo Pecado es el primero y único en apostar por el carbón de encina para cocinar. Su carne – de sabor único, ternura y textura marmórea – posee elevada infiltración de grasa, disfrutando de alto contenido en ácido oleico omega 3 y omega 6. Precisamente, esta grasa intramuscular se funde a 25ºC confiriendo una consistencia cremosa que no se encuentra en ningún otro tipo de carne. Se derrite literalmente en la lengua.

Santo Pecado hamburgueseria madrid (1)

… para acabar en tu boca.

Santo Pecado dispone de cocina non-stop desde las 13 horas hasta la medianoche (con interesantes opciones para el picoteo e incluso copas hasta 1:30). En mi visita pudimos probar dos variedades de hamburguesa. Yo que soy un clásico escogí la Jack Bacon, mi acompañante pidió la “Oh La La”, que lleva trufa ¡y luego compartimos mitad y mitad para probar ambas! Tenemos que decir que nos sorprendieron y gustaron muchísimo. No solo contaban con ingredientes de gran calidad, sino que tenían la cantidad justa de ingredientes y consistencia como para no dejar con hambre ni resultar pesadas.

También probamos los nachos y la quesadilla, ¡no os perdáis probar esta última que esta deliciosa! Y cerramos con un postre, la tarta de tres chocolates, también muy rica y perfecta para cerrar una comida.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.