Lire la suite prendra 7 minutos! À profiter!

Notre corps a parfois besoin d'un bon hommage. Con esta cura de sueño en casa podrás recuperar las horas de sueño perdidas y también tendrás un planazo beauty.

La cura de sueño en casa es algo que empecé a hacer hace ya años y la verdad es que cuando se lo cuento a familiares, amigos, conocidos, ¡o incluso a quién me encuentro en el ascensor! (yo soy mucho de contar las cosas) a la gente le encanta la idea, así que ahora que he tenido un ratito digo: «Voy a evangelizar en el sueño y en la cama», que me parece un concepto al que me gusta muchísimo unirme. Hace ya tiempo hice un artículo con 5 consejos para ser libre en la cama y ahora vuelvo pero para «machacarla durmiendo»

maison de rêve Cure

No quiero con esto presentar un post médico, académico, apostólico y romano, sino solo contar mi expérience y cómo consigo relajarme. Si tenéis problemas reales de sueño lo mejor es que acudáis a médicos especialistas que evalúen vuestro caso y le pongan remedio. Por favor, es muy importante «velar» (toma doble sentido) por nuestra salud así que no lo toméis como un juego.

¿Cuándo y por qué hacer una cura de sueño en casa?

Pero vamos al lío que me enrollo como una persiana. Todos estamos cargado de planes y estrés y eso hace que muchas veces no cumplamos a rajatabla la recomendación de dormir 7-8 horas cada día. Un par de días no pasa nada pero las horitas que le comemos al sueño se van a cumulando y haciendo mella en nuestro rendimiento y ánimo.

Yo soy una persona más bien nocturna y acostumbro a trasnochar pero cuando noté que un ritmo así no se puede llevar tan fácil y que mi cuerpo quería parar de vez en cuando decidí realizar un pequeño «experimento» y me funcionó de lujo. Realicé mi propia cura del sueño en casa de una forma muy sencilla que ahora os explico.

Lo mejor es hacerlo cuando nos lo pida el cuerpo aunque yo intento que sea mínimo una vez al mes.

Organización para elegir el día adecuado

Antes de ponerte al lío lo mejor es organizarte el calendario para poder hacerla de manera satisfactoria. Ya que para que la cura sea 100% efectiva necesitas dejarte llevar y dormir todas las horas que tu cuerpo necesite del tirón. Hace falta que selecciones un día en el puedas irte a la cama a la hora que te dé la gana, sí, sin restricciones, bien sean pronto o tarde, lo importante es que el cuerpo te pida cama. Además necesitas libertad para poder levantarte al día siguiente ya que no pondrás el despertador a ninguna hora sino que será tu propio cuerpo el que se levante de forma natural, ¡es la mejor forma de que el cuerpo decida que ya no necesita dormir más!

Un entorno preparado para el descanso

Es muy importante que para que tu cuerpo pueda descansar bien hace falta un entorno adaptado para ello. Sábanas limpias, un cuarto templadode hecho dormirás mejor si no hace excesivo calor, sino más bien una temperatura un poquito frescay lo mejor es evitar la luz directa. Sobre todo porque por la mañana, con la entrada de la luz puede resultar un despertar muy desagradable. También recomiendo ponerte tapones para dormir ya que evitarán que ruidos inesperados rompan en su mejor momento tu cura del sueño en casa.

Un cuerpo preparado para el descanso

Asimismo, para ayudar al cuerpo a relajarse deberemos tomar una buena ducha caliente por la noche. Deja que los músculos se destensen y haz un particular esfuerzo en el masaje craneal con algún producto oloroso. Además, será muy recomendable que cenemos algo ligero y que pasen un par de horas antes de irnos a la cama.

Si queremos potenciar más aún el interior de nuestro cuerpo para descansar a tope podemos recurrir también a tomar una infusión relajante calentita antes de dormir. Las plantas pueden ayudarte también a quitarte algo de tensión al irte a dormir así que si te apetece puedes tomar alguna pastilla de herbolario que relaje y tranquilice. (Para pastillas más duras, por favor, acude a tu médico y pregunta ¡no te automediques, por favor!)

Una mente preparada para el descanso

Para que esta «noche especial» sea aún más eficaz, necesitamos también ser capaces de relajar el cerebro para que la el descanso sea integral. Algunos trucos que podrán hacer que no solo descanse tu cuerpo sino que también descanse tu mente son (y aquí tienes algunos más Trucos para calmar tu mente y dormir mejor, según la ciencia):

  • Desconecta del móvil un rato antes de acostarte: Nada de leerlo en la cama o estar con él hasta el último minuto antes de dormir.
  • Haz una lista de todas las cosas que tienes que hacer próximamente: A veces dejamos el peso de recordar nuestras tareas al cerebro. Eso hace que, inconscientemente, éste siga funcionando para recordarlo todo. Haciendo una buena lista de cosas por hacer conseguirás liberarlo de esa tensión y desconectar.
  • Medita (o piensa flojito): Je m'explique, hace falta que nuestra mente se relaje por lo que no deberemos afrontar grandes retos filosóficos, pero por ejemplo si nos enfocamos en cosas suaves y placenteras puede ser muy gratificante.

¿Qué me pongo para la cura de sueño en casa?

Ahora viene la parte más fashionista y, aunque yo soy muy fan del concepto pijama, para hacer la cura de sueño en casa recomiendo que intentemos olvidarnos de él. ¡Libres domingo y domingas! Dormir sin pijama ayuda a que nuestra piel descanse más ya que no tiene tela encima que se arruga con nuestro movimiento.

En mi caso recomiendo, totalmente basado en mi objetividad, dormir solo con la parte de arriba del pijama, o lo que yo llamo: El efecto Winnie The Pooh. De esa forma yo puedo estar más calentito por arriba pero sin la molestia de pantalones que se arruguen. Asimismo, si soléis tener los pies fríos, podéis dormir con calcetines a ser posible finos y un poco anchos con tal de evitar presiones en el tobillo.

Llévalo al siguiente nivel añadiendo unos cuantos extras beauty

La verdad es que también aprovecho la cura del sueño en casa para convertirla en una experiencia que va un paso más allá en la que la parte sensorial y beauty también cumple su función.

Para ello, suelo utilizar perfumes de camami favorito es el de la gama Happy Budha de Rituals (naranja) – antes de acostarme. También aprovecho para utilizar productos como cremas, aceites o productos que actúan durante las horas que estoy dormido. Por ejemplo, utilizo una crema para suavizar los piesque es algo que no suelo usar a diario -, también utilizo aceite de barba para hidratarla et bien sûr una mascarilla facial hidratante nocturnami favorita es Ultra Facial Overnight hydrating masque de Kiehl´s -. No suelo usar crema corporal pero en alguna ocasión, sobre todo en verano, recurro a cremas hidratantes corporales frescas o incluso a aftersun si he estado expuesto al sol días previos.


¿Qué os parece? Creo que se ha quedado una noche estupenda para pasarla durmiendo a pierna suelta, ¿Verdad? La idea que hay tras esta cura de sueño es que nuestro cuerpo (y mente) haga un re-start completo y de paso aprovechar también para salir con la piel estupenda. ¡Es posible matar dos pájaros de una buena dormida! À profiter!