¡La lecture de cet article vous amènera 7 minutos! ¡À profiter!

Muchas veces decidimos hacernos un tatuaje en un momento de locura y con el paso del tiempo nos damos cuenta de que no nos gusta tanto ese dibujo o frase que decidimos en su momento. ¿Es posible eliminar un tatuaje?

Son muchos los casos en los que un tatuaje se hace como un acto de rebeldía, por seguir una moda, imitar a un famoso que nos gusta o un acto de amor con nuestra pareja. Pero el tiempo pasa…. y puede que la moda haya pasado, ese famoso que tanto nos gustaba ya ha pasado a la historia o que esa pareja que parecía que era para siempre no lo ha sido.

Por eso nos planteamos ¿se puede eliminar un tatuaje? vale, la respuesta a esta pregunta es claramente si, mais c'est ¿es posible sin dejar rastros en la piel? Pues la respuesta a esta otra pregunta es ¡Sí!

Hasta ahora han ido saliendo tratamientos para eliminar tatuajes pero que eran muy agresivos y podían llegar a producir incluso marcas o daños en la piel, pero la tecnología avanza y ya podemos conseguir ¡deshacernos de ese tatuaje que no nos gusta sin dejar rastro en la piel!

El decir que un tatuaje es para toda la vida y que envejeceremos con él, es una frase que ya forma parte del pasado. Aunque si no lo tienes claro la mejor opción siempre es un tatuaje temporal que te ahorre el tener que quitártelo con el tiempo o el no estar contento/a con el resultado.

La decisión de querer eliminar un tatuaje también puede venir impulsada por el resultado obtenido. Al hacernos un tatuaje en nuestra mente era una cosa pero…. el resultado ha sido totalmente diferente, nos hemos puesto en manos de un amigo que está empezando a tatuar y no le ha quedado del todo bien o el tatuador no ha entendido bien lo que queríamos. Pueden ser muchos los factores que nos lleven a decidir que quitarnos ese tatuaje es la mejor opción.

¿Cómo se elimina un tatuaje?

Eliminar un tatuaje puede ser un proceso que requiere tiempo y paciencia. Ensuite, te presento algunas de las opciones más comunes para eliminar un tatuaje:

  1. Láser: El láser es el método más común y efectivo para eliminar un tatuaje. Este proceso utiliza pulsos de luz láser de alta energía para descomponer las partículas de tinta en la piel. A medida que el cuerpo se cura, el sistema inmunológico elimina gradualmente las partículas de tinta. Sin embargo, es importante tener en cuenta que se requieren múltiples sesiones de láser para obtener resultados significativos, y puede haber cierto grado de incomodidad y enrojecimiento temporal después de cada sesión.
  2. Dermabrasión: Este método implica lijar quirúrgicamente la capa superior de la piel, donde se encuentra el tatuaje. Aunque puede ser eficaz para eliminar tatuajes más pequeños, puede dejar cicatrices y no es tan comúnmente utilizado en la actualidad debido a la disponibilidad de opciones más avanzadas.
  3. Cremas y geles: Hay algunas cremas y geles en el mercado que se promocionan como métodos para eliminar tatuajes. Sin embargo, su efectividad es cuestionable y no se ha demostrado científicamente que sean tan efectivos como los métodos anteriores mencionados.

Es importante tener en cuenta que la eliminación completa de un tatuaje puede no ser posible en todos los casos y los resultados pueden variar según el tamaño, el color y la profundidad del tatuaje, así como la respuesta individual de cada persona al tratamiento. Si estás considerando eliminar un tatuaje, te recomiendo hablar con un dermatólogo o un especialista en eliminación de tatuajes para que te asesoren sobre la mejor opción para tu caso específico.

Consejos para cuidar la piel al quitarse un tatuaje

Aquí tienes algunos consejos para cuidar la piel cuando te quitas un tatuaje:

  1. Sigue las instrucciones del especialista: Si te has sometido a un tratamiento láser o cualquier otro método para eliminar el tatuaje, es crucial seguir al pie de la letra las indicaciones de tu especialista o dermatólogo. Esto puede incluir aplicar pomadas o cremas específicas, evitar la exposición solar o seguir una dieta equilibrada.
  2. Mantén la zona limpia: Lava suavemente la zona tratada con agua tibia y un jabón suave. Evita frotar o rascar la piel, ya que esto podría retrasar la cicatrización o incluso causar infecciones.
  3. Hidrata tu piel: Después de lavar la zona, aplica una crema hidratante recomendada por tu especialista. Esto ayudará a mantener la piel hidratada y promoverá una mejor cicatrización.
  4. Protege la piel del sol: Durante el proceso de eliminación del tatuaje, es importante proteger la piel de la exposición solar. Aplica protector solar de amplio espectro con un factor de protección alto y usa ropa protectora, como camisas de manga larga o sombreros, para evitar daños causados por los rayos UV.
  5. Evita rascar o irritar la piel: Es normal que la piel tratada pueda experimentar picazón o irritación. Sin embargo, es importante resistir la tentación de rascar o frotar la zona. Si sientes molestias, puedes aplicar compresas frías para aliviar la incomodidad.

Recuerda que cada caso de eliminación de tatuajes es único, por lo que es fundamental consultar con un profesional para obtener recomendaciones específicas según tu situación.

¿Se puede eliminar un tatuaje de color?

Con las primeras técnicas que existían para eliminar tatuajes, el borrar un tatuaje de color resultaba bastante complicado o imposible pero gracias a las nuevas tecnologías disponemos de tecnología láser con longitud de onda diferente ¿y que quiere decir esto?

Cada color absorbe una longitud de onda, al absorberla se caliente y se rompe. Por esto, es fundamental contar con un láser que emita diferentes longitudes de onda que permita eliminar tatuajes de cualquier color como la tecnología Astanza.

Si no te atreves con el láser…. ¡Composition!

El maquillaje para cubrir tatuajes es una excelente opción si deseas ocultar temporalmente tus tatuajes por diversas razones. Aquí hay algunos consejos y productos que puedes considerar:

  1. Preparación de la piel: Asegúrate de tener la piel limpia y seca antes de aplicar el maquillaje. Lava la zona del tatuaje con agua y un jabón suave para eliminar cualquier suciedad o residuo.
  2. Corrector o base de maquillaje: Utiliza un corrector o base de maquillaje de alta cobertura que coincida con el tono de tu piel para cubrir el tatuaje. Aplica una pequeña cantidad del producto en el área del tatuaje y difumínalo suavemente con una esponja o pincel.
  3. Capas finas: Es preferible aplicar varias capas finas de maquillaje en lugar de una capa gruesa. Esto te permitirá obtener una cobertura más natural y ayudará a que el maquillaje se adhiera mejor a la piel.
  4. Sellado del maquillaje: Para asegurarte de que el maquillaje permanezca en su lugar durante más tiempo, utiliza un spray de fijación o aplica un polvo translúcido para sellar el maquillaje.
  5. Retoque durante el día: Dependiendo de la duración necesaria, es posible que debas retocar el maquillaje a lo largo del día. Lleva contigo los productos utilizados para poder hacerlo de manera rápida y discreta.

Recuerda que el maquillaje para cubrir tatuajes es una solución temporal y no elimina físicamente el tatuaje. Si tienes alguna preocupación o necesitas una cobertura más duradera, considera consultar a un profesional del maquillaje o investiga opciones como el maquillaje a prueba de agua específicamente diseñado para cubrir tatuajes de manera más efectiva.