Lire la suite prendra 2 minutos! À profiter!

La nueva campaña de la ropa de hombre para primavera verano de la firma italiana nos muestra hombres rudos, fuertes y toscos, luchando contra las fuerzas naturales y casi sacados de la Eneida.

En su afán de retomar una y otra vez el estereotipo italiano, la firma Dolce & Gabanna propone un estilo desenfadado y de líneas cómodas para la temporada que acaba de entrar. Sin duda, nos la muestra en hombre rudos, serios, grandes, “peludos y sucios”… casi al contrario de lo que han abogado históricamente las firmas.

 

Desde hace algún tiempo ya se ha notado el cambio de estereotipo del modelo representante de la marca de Domenico y Steffano, con cuerpos cada vez más hercúleos y formas cada vez más masculinas, donde destacan las barbes y los músculos. Pero en este caso la muestra se convierte en una filosofía al utilizar como protagonistas de su última campaña a nombres de la talla de Noah Mills, Tony Ward, Sam Webb, David GandyTomas Skoloudik, Travis Bland y Sam Whitman. Y de talla me refiero, no sólo a su repercusión mundial – que la tienen – sino a su tamaño.

 

Se acabó aquello de hombres andróginos, impecables y recién sacados de la máquina de esterilizar, ahora se quieren machotes con pelo (en el pecho no, que tampoco hay que “pasarse” de machote), capaces de controlar incluso el océano tirando de una maroma, escenificando el dramatismo del esfuerzo perfectamente captado por Steven Klein.

 

En mi afán por luchar contra los estereotipos de la moda me congratulo de esta vuelta de tuerca y, aunque claro está que siguen siendo un ideal irreal, al menos se asemejan a chicos que pueden hacer de la naturalidad su propia conquista.

  

Me encanta el efecto de los reflejos del agua…