¡Ler esta publicación levarache 4 minutos! ¡Desfrutar!

Cuando el culto al cuerpo se convierte en lo único que importa y se impone como forma de vida ¿estamos perdidos?

Anda coñe ¿Qué hace aquí el Bosón de Higgs?

No esta en mi mente, ni en mi deseo, despreciar ningún tipo de opción de vida. Es tan respetable cultivar el cuerpo, como la mente, mientras no haya una obsesión malsana. Además desde este blog siempre se ha abogado por la diferencia y por ser un@ mism@, Como sexa vostede.

Pero traigo a colación este tema sobre la tendencia social al culto al cuerpo por una canción que ponía el otro día un amigo en su Facebook que me ha parecido interesante. Un rapero bastante joven, mono y con un toque pijetealgo también muy estereotipo, por qué vamos a engañarnos; y que creo que también podría encajar en dicho programales mete mucha caña a los denominados Generación Bíceps y Berzas, personificados claramente en los tronistas y pretendientes/as del programada de Telecinco: Mujeres, Hombres y Viceversa

La letra, que a veces resulta dura y en otras adolece de básica y previsible, deja caer algunasperlitas” dende “sabiduría urbana”, como que la obsesión por el físico llegará un día que no podrá ser suplida por otros valores cuando secaiganlos atributos físicos o que el mundo en el que se mueve estageneraciónsuele ser frívolo e insustancial.

Esta claro que todos queremos mejorar, adelgazar, engordar, ponernos morenos, depilarnos, etc… pero… ¿hasta qué punto vamos a sacrificarnos por la pura estética? ¿Encogimiento del pene o no tener erecciones por los ciclos? ¿Dolores de espalda por pechos postizos grandotes? y así con miles de cosas

   

Tampoco me gustaría generalizar pero considero que sea cual sea tutribu urbana”, es indudable que cada vez se tiene un mayor aprecio por la estética. Da igual si vas subida a unos Jeffrey Campbell con una camisa transparente abrochada hasta el último botón, o si estas embutida en un minivestido de encaje luciendo tu nuevo piercing en el labio. Nos vestimos y nos “makeamospara impresionar a nuestro entorno  Esto es asín, todos caemos. ¡Ey, ey, no alarmarse! No me parece bonito tampoco preguntar a la primera de cambio ¿qué libro estas leyendo? O ¿Cómo llevas el Boson de Higgs? pero el equilibrio nuca viene mal. ¿Lo hemos perdido?

  

¿O moda o las tendencias son en partes responsables de esto? Yo creo que en cierta parte si, pero no del todo. Esta claro que las modelos que vemos en los desfiles, editoriales o campañas, para nada se asemejan a las nenas que inundan nuestras callesLa moda crea conciencia y tendencia, pero luego es la sociedad la que la hace estallar y la adopta, y la que prefiere unas exageradas tetas antes que una languidez casi hierática de muchas modelos. No digo con esto que ninguna de las dos opciones sea menos correcta, pero sí que la moda no es sólo una y que cada grupo social escoge y favorece una u otra.

Mi consejoconsejos vendo que para mi no tengoes que modular y coger lo mejor de cada casode la parte física y de la parte mental, sin olvidar la sentimentalsería la manera correcta de tener una vida completa, saludable y lógica donde mente y cuerpo sean uno en “communión: común unióny no estén relegados el uno al otro, que tanto peca lo mucho como lo poco. Ala, acabo de dar la panacea a la humanidad, a las inseguridades y a la cultura global, ahora a seguirlo todos, muy fácil, ejem, ejem… ¬¬ ¿Encontrar algo así será más difícil que el Boson?

Y toda esta disertación casi sin sentido viene, al fin y al cabo, para comunicaros que he vuelto a retomar la lectura y que voy a empezar por mi cuenta de nuevo la operación macizo, una de cal y otra de arena!