¡Leer este post te llevará 2 minutos! ¡A disfrutar!

Como ya hice para Paris, me apetece repasar en un vistazo lo que más me ha llamado la atención de las pasarelas de la New York Fashion Week. La verdad es que será dada mi fascinación por esa ciudad, y lo que inspira, pero me suelo sentir identificado por sus propuestas, variopintas unas, clásicas otras…

NO están todos los que son, ni son todos los que están! Sé que faltan nombres muy importantes en el mundo de la moda, pero simplemente me he dejado llevar por mi interés y os muestro lo que más me ha llamado la atención desde estas gafas amarillas.

Para empezar, me gustaría destacar una de las propuestas que se han repetido en muchos desfiles: Convertir a la mujer en una “perita en dulce”!! Vestidos pijetes, elegantes, “trés chic”… que a mí me han encantado, aunque reconozco que en la mayoría de casos no es que sean propuestas demasiado originales! Os enseño alguna selección de esta idea…

Carolina Herrera

Ya es seña de identidad de la diseñadora ofrecernos vestidos para soñar. En esta ocasión no ha sido diferente! Conjugando de forma sublime tendencias generales como los bloques de color, las transparencias, los estampados, o el encaje, nos muestra propuestas que seguro harán brillar a más de una en cualquier “sarao”

Donna Karan Collection

Otra “elegante por naturaleza” es Donna Karan, que en esta ocasión se aferra de nuevo a formas y largos cincuenteras.

Jason Wu

Apuesta por una elegancia discreta y personal. Cómoda pero efectiva.

Altuzarra

Como en cada fiesta debe haber una trasgresora. Altuzarra nos da la clave para ir “arreglá pero informal”, defendiendo nuestro espíritu más rompedor.

Marchesa

Marchesa también nos propone vestidos para soñar, pero en esta ocasión a mí no ha conseguido convencerme.

Isaac Mizhari

Mi favorito en esta “sección cuqui” ha sido Isaac Mizhari, por su mezcla de sencillez y sofisticación (sé que es una frase muy repetida, pero es cierto!) Y su apuesta por el color incluso para arreglarse!

Peter Som

Halston

Naeem Khan

Carlos Miele