この記事を読むかかります 1 minutos! 自分自身をお楽しみください!

Si en la pasada edición  de la NYFW para invierno ya me encantó la propuesta de Max Azría… en esta no queda atrás

Se trata de una muestra continuista donde se siguen viendo vestidos llenos de líneas que delimitan la forma y la figura del cuerpo femenino. En este caso los colores son un poco más vivos y los largos más cortos. Sin duda refuerza la tendencia Geométrica que tanto se ha repetido en la Semana de la Moda de Nueva York.

  

Sin duda Max Azria se configura como uno de los diseñadores cuya línea evolutiva se muestra más clara y firme pero sin caer en la repetición. Como dije arriba, se trata de una genial evolución veraniega. Me gusta porque consigue con suaves líneas una mezcla perfecta entre estilo, y elegancia pero también una moda muy asequible y ponible.

  

Esos toques étnicos ayudan a crear conciencia de novedad pero recordando elementos pasados. Me encanta el leve toque de “folclore” que desprende. Para el color también aparece el naranja y el azul – que indefectiblemente se convierten casi en los colores por excelencia de las propuestas de Nueva York para la próxima primavera – verano 2012.