この記事を読むかかります 1 minutos! 自分自身をお楽しみください!

Me encantan las gradientes y degradados de color, pasar de un color a otro fundiéndose, lentamente, por ello fotos como esta me gustan y me hipnotizan.

Si la fotografía es ya de por si impactante con la gestualidad y la luz, se refuerza aún más con la utilización de este degradado de color que nos lleva de ese moradoazulesco al típico blanco y negro. La forma tan sutil como invade la fotografía es destacable. Una portada minimalista pero llena de detalles, 疑う余地なく, una ingeniería de diseñoLa protagoniza Tati Cotliar fotografiada por Damon Heath para la edición de primavera- verano de la revista Lula.