¡Leer este post te llevará 6 minutos! ¡A disfrutar!

El talent show de moda de Netflix ha conquistado miles de hogares de fashionistas que se han rendido a sus pies. Aquí valoro lo que me ha parecido lo mejor, lo peor, ¡y pregunto a algunos amigos digitales su opinión!

Netflix ha apostado fuerte por un nuevo talent show dedicado a la moda. Con Next in Fashion nos demuestra su apoyo al mundo fashionista (que ya sabemos que suele más muy interesante para cine y series de televisión sobre moda). Pero más allá que hablaros de lo que va, que seguro que ya habéis visto decenas de artículos al respecto, yo he querido valorarlo y dar mi opinión sobre sus puntos fuertes o flojos. ¿Preparades?

Lo mejor de Next in Fashion

Me parece muy interesante que cada capítulo esté dedicado a una sola prueba. Ayuda no solo a focalizar sino también a poder mostrar la prueba en su totalidad, «sin prisas», detallando todo y viendo la verdadera evolución de una prenda. En otros realities vemos pruebas atropelladas y que parece que acaban como por arte de magia.

Next in Fashion

También me ha parecido muy interesa el nivel de los participantes, ¡menudo nivelón! Como no ocurre como en Maestros de la Costura o Project Runway en la que hay aprendices y, aunque son personajes interesantes, no pueden ofrecer trabajos bien acabados o espectaculares. Aquí no pasa, cada desfile tiene una calidad superior.

Muestra de ello es los referentes tan complejos que utilizan los diseñadores y cómo explican su influencia. Que los diseñadores se inspiren en como los Bright Young Things – o el caso de las pescadoras chinas – da muchísima calidad a la historia de la colección y su creador. Pasamos total del «una colección para una mujer urbana», sino que van a trasmitir inspiraciones mucho más interesantes.

Esto entronca con otro detalle que me parece muy interesante, cada desfile final tiene su propia escenografía. Esto es muy importante porque se complementa con la prueba y hace que las muestran tengan aún más coherencia y sentido.

Además me ha parecido súper bien integrada la publicidad en el formato – con la presencia, por ejemplo, de Samsung o Moet Chandón – que más que estorbar en la trama es capaz de aparecer de forma lógica y «natural».

Por último, pero no por ello menos importante, destacar muchísimos los looks del presentador. Si Alexa Chung en algunos momentos nos encanta – sin duda con ese Versace 90s, etc- el verdadero protagonista de lookazos es Tan France, que consigue no solo mostrar su personalidad sino también jugar con el género, colocarse de todo y aportar muchísimo sentido del humor.

Haz lo que haría Celine Dion: ¡Sé fabuloso!

Lo peor de Next in Fashion

Pero en Next in Fashion no es oro todo lo que reluce. Por ejemplo, a mi me parecen bastante innecesarios, forzados y caóticos son los trucos y consejos de Alexa y Ton para dinamizar el programa. Creo que la información que aportan no solo es irrelevante, sino que además es que no son lo suficientemente graciosos como para funcionar como sketch.

También me ha parecido un poco mal la descompensación entre equipos, no me refiero a nivel de calidad, que es normal, sino que por ejemplo hay equipos de amigos de toda la vida y equipos que de repente se acaban de conocer. ¡Y claro! Así no se trabaja igual de bien.

Next in Fashion

¿Qué opinan unos amigos del interné?

He preguntado a amigos y conocidos de mis redes sociales que han compartido que habían visto el programa y quiero compartirlo con vosotros porque me encanta cómo, aún con diferencias,todos somos capaces de valorar lo bien hecho que está.


Lo mejor de NIF es todo, desde los presentadores muy dinámicos , los materiales que les aportan, los estudios donde trabajan…hasta la presentación a modo de desfile pro. Nada que ver con ver una prenda en un maniquí, donde no ves el movimiento.

Me encantan que les de dos días para realizar los diseños, porque al espectador le llega la idea de que crear una sola prenda requiere tiempo y trabajo. Me fascinó, de verdad. La puesta en escena me ha parecido espectacular.

Opinión de Elizabeth Seijas


Sobre el programa de la Chung te diré que hay TALENTO de verdad y que los jueces son de nivel altísimo. Casi todos han trabajado en moda de verdad.

Me gustan mucho la pareja que forman la china y la coreana porque son dos artistas con una visión espectacular de lo que hacen, minuciosa y con buena técnica. Las dos negras americanas también me gustan porque son muy `africaners´ en lo que hacen y tienen un punto muy elegante.

No obligan a hacer un papel a los concursantes. También lloro con la megamercería y los medios que tienen y con el premio.

Opinión de Lucio Chine

Next in Fashion

Se ha convertido en un buen sustituto de Project Runway, que desde hace unas temporadas su nivel ha bajado de una manera vertiginosa. Un reality siempre da vida, aporta ese salseo necesario para los seriéfilos, un respiro de tantos dramas para ofrecernos algo ligero, divertido y lleno de giros muy inesperados.

Next in fashion lo tiene todo. El ritmo que tiene, la factura técnica y el nivel de sus concursantes hacen que uno no pueda apartar la mirada de la pantalla y quedarse completamente enganchado. Es AR-TE. El mismo que tienen sus dos presentadores, que aportan frescura y diversión.

Opinión Iñaki Oyarzun.


De todos los programas de talentos y realities varios que se acercan al mundo de la moda, pocos están tan bien hechos, con una producción tan impecable, unos concursantes tan profesionales y unos presentadores con tanto magnetismo como Next in Fashion.

La capacidad de innovación, el respeto a la profesión, la condensación de un meditado proceso creativo en 40 minutos galopantes y la manera de exhibir cómo es el diseño de verdad, con modistas profesionales, con todas sus luces y sombras, hace que no puedas dejar el siguiente episodio para el día siguiente. Espectacular, y el tándem Alexa Chug y Tan France es química pura. Sólo quiero ver la segunda temporada.

Opinión de Otto Más