¡Leer este post te llevará 1 minutos! ¡A disfrutar!

El negro es el gran aliado de esta editorial donde destaca la presencia de esa intrigante cruz en la cara o en la mano.

 

En esta editorial podemos comprobar como muchas veces es más importante la propia esencia en lugar de los estilismos, esta claro que esta muy estudiando, que las prendas son de firma y que reproducen patrones estilísticos que se pretenden imponer, pero considero que estas fotografías responden más a un aspecto estético, visual y de filosofía que a una edito de moda normal y corriente – que recordemos que lo que desean es “influir y conseguir vender” una determinada estética y productos asociados a ella.

 

Me gusta porque es capaz de olvidarse de la moda por un segundo y hacernos pensar en este protagonista, serio, marcada, “oscuro”… a veces la sencillez es lo que tiene, que nos deja tan desconcertados y con tantas preguntas que es casi irresistible

…y cuando llega el color, nos evoca aún más desconcierto, mostrándonos un chico serio o incluso triste alumbrado por festivas luces.

  

Geniales fotografías de Ben Weller protagonizadas por Elliott Dillon