¡Leer este post te llevará 2 minutos! ¡A disfrutar!

Vogue Arabia dedica su número de junio a las mujeres “pioneras”. Para ello protagoniza su portada un mujer al volante justo el mes que se levanta el veto femenino a conducir en el país.

La revista Vogue Arabia ha querido homenajear a “las mujeres pioneras” y lo ha dejado bien claro colocando en su portada a una mujer al volante. La protagonista de la portada es la princesa Hayfa bint Abdullah Al Saud fotografiada por Boo George.

Dentro del número aparecen otras mujeres saudíes como Manal al-Sharif, una activista por los derechos de las mujeres y que sufrió cárcel tras desafiar el veto; la modelo Shanina Shaik, primera mujer saudí en desfilar para Victoria’s Secret;  Ahd Kamel, la primera actriz saudí en aparecer en Netflix y Saja Kamal, jugadora de fútbol que intenta establecer el primer equipo femenino del reino. Bajo la idea de “abrir camino” a una nueva generación de mujeres que tienen algo que decir.

Este mes de junio – a partir del día 24 – entra en vigor en Arabia Saudí una nueva ley que permite a las mujeres conducir , es el último país del mundo que vetaba esta capacidad a las mujeres. ¡Sí amigues! ¡En 2018! Aún había países que no permiten a las mujeres conducir, para que seamos conscientes como el feminismo no solo es justo, ¡sino también necesario!

Según confirman varios medios, esta portada con una mujer al volante, con taconazo y un poco de pelo asomando bajo su abaya podría haber causado un gran revuelo hasta hace muy poco tiempo en el país.En nuestro país, hay conservadores con miedo al cambio. Para muchos, es todo lo que han conocido. Personalmente, apoyo estos cambios con gran entusiasmo. Es fácil comentar sobre otras sociedades y pensar que la de uno es la superior, pero Occidente debe recordar que cada país es particular y único. Tenemos fortalezas y debilidades, pero de cualquier modo es nuestra cultura y es mejor tratar de entenderla que juzgarla“, dijo la princesa Hayfa.

Vogue Arabia

En los medios han explicado que la portada ha sido muy aplaudida pero que también ha recibido críticas que consideran que la cabecera “ha dejado pasar la oportunidad de dar visibilidad a otras mujeres menos privilegiadas que la princesa y que se han “jugado la vida” para luchar pos sus derechos”.

Yo creo que en este caso, aunque la portada esté protagonizada por una celebrity que sin duda lo que realiza es el “efecto llamada” en el kiosko, Vogue Arabia cumple su función no solo de apostar por el estilo, sino también por “la vida de sus lectoras” en esta estrategia que aúna reivindicación, celebración y belleza.