阅读此篇将采取 1 minutos! 享受自己!

Me ha sido imposible clasificar el desfile de Carolina Herrera en ninguna de las tendencias recogidas, no porque se salga de todas, sino porque bebe sorbitos de cada una.

  

Una colección muy ecléctica donde lo mismo se hacía gala del barroquismo que del minimalismo, de colores fuertes que de colores apagados, 打印, lisos, cortos, largos, folclóricos, años 50, años 20,  豪华, urbano, de gala, ponibles, elegantes, sencillos, cómodos, y en colores muy diversos… Pero la mayoría muy bonitos!

  

Se ha visto de todo bajo la lupa de Carolina  a través de un cristal con tintes más bien románticos pero frescos (creo que se trata de una seña de identidad de la diseñadora)

    

Y al fin y al cabo la idea es bastante buena ya que Coralina Herrera propone ideas para una mujer completa y polivalente que lo mismo necesita un vestido de noche que unos pantalones y una camisa para ir al trabajo o un conjunto para salir a pasear (vale, no todo el mundo podemos permitirnos tres Carolinas diferentes para cada ocasión), pero creo que esa es la esencia de lo que quería trasladar.