阅读此篇将采取 2 minutos! 享受自己!

Un original repaso a la trayectoria de la diseñadora madrileña Carmen Halffter a través de una espectacular colección de vestidos de novia y fiesta cedidos por sus propietarias.

Pero se trata de piezas “humanizadas” ya que se adjuntan mensajes personales, fotos y videos que recrean las historias de las mujeres que los vistieron. Es un recorrido por una serie de vestidos creados especialmente para cada novia, interpretaciones absolutamente personalizadas y actuales de los trabajos realizados para desfiles emblemáticos, como es el caso de «La Flauta Mágica» (2009) o «Soñé con Japón» (2010).

La exposición es en el espacio Utopic-Us, (Concepción Jerónima, 22) del 17 al 19 de noviembre de 2011

Pero los vestidos, que son auténticas piezas de arte, no vienen solos; notas de agradecimiento, fotos y videos del día de la boda, aportados por las novias que los vistieron, en que fueron protagonistas indiscutibles, centro de las miradas de todos los asistentes, acompañan a algunos trajes contando así su historia y humanizando de este modo un vestido.

Cuenta con escenografía de Joaquín Álvarez, iluminación de Manuel Sáenz de Heredia y organización de Bubbles Eventos. También se celebrarán talleres con actividades ligadas a las bodas: el jueves, sobre el mejor ramo y las joyas perfectas para una novia; el viernes, el maquillaje más adecuado y las fotografías más inolvidables; y el sábado, el mejor catering.

Además, es una excusa para conseguir el encuentro de todas las novias que han prestado sus vestidos y de algunas fieles seguidoras como la actriz Marisa Paredes, que lució uno de sus diseños en la última edición de los Premios Goya (2011) – en la foto. La inauguración es el miércoles 16 de noviembre a las 19.00 horas y la presentadora será Ana García Siñeriz.

Sobre Carmen Halffter (Madrid, 1974). Estudió diseño en el IADE realizando prácticas con Felipe Varela y un máster de vestuario escénico, aunque como ella misma afirma su principal formación ha sido trabajar. Creció en un entorno cultural excepcional. Sobrina nieta de los compositores Ernesto y Rodolfo Halffter y sobrina del compositor y director de orquesta Cristóbal Halffter, vivió rodeada de un mundo con constantes referentes artísticos y musicales. Confiesa que la moda le encantó desde pequeña: “miraba cómo le hacían las pruebas a mi abuela y todo lo que envolvía el proceso del vestido me parecía fascinante”.

En 2002 monta su propio estudio y gracias al boca a boca en poco tiempo consigue clientas suficientes como para crear su firma de alta costura, con el objetivo de hacer una moda diferente controlando todo el proceso artesanal, que a partir de 2004 se especializa en vestidos de novia y fiesta.