阅读此篇将采取 1 minutos! 享受自己!

Hay marcas que no defraudan, quizá no arriesgan demasiado, quizá no son emblema de modernidad, pero saben lo que hacen, saben a quién se dirigen y saben cómo complacerlo. Siempre apostando por el estilo propio de cada firma pero sin perder de vista que en este mundo fashionista, hay que renovarse (pero poco) o morir. La LFW nos da algunas muestras…

Burberry Prorsum

¿Gabardinas de cuadros? ¡Que novedad! Pero las queremos

Paul Smith

Me encanta la imagen que trasmite la firma. Personalidad a raudales, comodidad sin renunciar al estilo y looks masculinos bien asumidos para una mujer segura.

Mulberry

No sabría valorar la sensación que me ha causa el desfile. Entre la desilusión de lo previsible y la confirmación de los esperable. Destacable el “no sin mi bolso” y ese color esmeralda tan espectacular. Lo demás. Si, ahí esta. No esta nada mal…. y eso.

Pringle os Scotland

Aunque la propuesta no está nada mal. En este caso creo que aporta poca novedad. Incluso creo que adolece de looks ya vistos.

Fotos: Vogue.es