'Llegir aquest post et portarà 2 minuts! A gaudir!

Uno de los elementos fundamental del plantea tierra también puede ser fashionista. Y es que los relojes WeWood nos demuestran que la madera nos da la hora estupendamente

Durante estas últimas temporadas hemos visto propuestas e madera en multitud de diseños de moda como zapatos y bolsos, asimismo como en complementos, però la empresa WeWood ha dado una vuelta de tuerca a este material y ha conseguido crear, completamente, un reloj de madera.

Con una marcada conciencia ecológico esta empresa realiza curiosos diseños que sin perder su minimalista originalidad se convierten en pequeñas obras de arte ecológicas. Ellos mismos se definen como una marca de lujo ecológico y diseño, se trata de “el vanguardista enfoque de la sostenibilidad sofisticada”, argumentan en su web.

Creloj de maderaada uno de los reloj de madera de WeWood posee un marcado carácter propio pero siguiendo dentro de la línea del diseño “Wood”, no poseen ningún elemento artificial o tóxico y se encuentran en diferentes variedades de madera como arce o ébano. Dicha materia prima se obtiene de los residuos industriales orientados s ser destruidos, por lo que incluso se trata de una manera de reciclar, además de tener unos complements originales.

La nueva mentalidad “verde” es la idea que sustenta la creación de dichos relojes que se pueden adquirir entorno a los 120 dólares y comprarlos través de la red. Pero eso no es todo, asimismo, por cada producto que vende dicha marcha planta un árbol en nombre del comprador gracias a un convenio que posee con American Forests y Releaf Mundial.

Se me ocurre que el reloj de madera puede ser un regalo sumamente original para una ocasión especial, y perfecto para esos incansables “amigos verdes”.

Con la ayuda de nuestros clientes y aliados, WEWOOD ha plantado más de 420.000 árboles alrededor del mundo.

WeWOOD permite volver descubrir la naturaleza en toda su belleza y simplicidad. Completamente libre de materiales tóxicos y artificiales, el reloj WEWOOD es natural tanto como tu muñeca.