No me molesta el frío… ¡Aunque tampoco hay que cebarse! Sea como fuere lo mejor es sobrellevarlo de manera sencilla.

Estilo diario ande yo caliente (3)

“Que al mal tiempo buena cara”, vale, “que ya pasará”, vale también… He aprendido a no quejarme del tiempo, porque por más que me queje no va a cambiar nada. Así que mi truco es adaptarme, hacerme invisible y continuar. Por eso aplico al día a día, de estos polares que parece que estuviéramos en Siberia, el “Ande yo caliente”, pero no a través del trasfondo excéntrico, sino acudiendo a la sencillez y a lo más básico. La verdad es que me sorprende ver a esa gente que se compra abrigos coloridos o muy de tendencia que en nada van a estar cansados de verlos. Aunque tengo muchísimos abrigos intento apostar por productos que me gusten lo suficiente y que puedan ser un imprescindible en mi armario más de seis meses. Mi particular “Ande yo caliente” no es pasando de todo, es perseverando y sabiendo escoger durabilidad y gusto.

Estilo diario ande yo caliente (4) Estilo diario ande yo caliente (2)

De paso, quiero romper una lanza a favor de las gafas de sol en invierno. ¿Por qué la gente me mira raro por la calle? Pero si el sol también molesta a la vista en invierno. Además ¡Como buena estrella no puedo vivir sin ellas! Agradecer a mi hermano Jaime que me haga estas fotos en los momentos más insospechados.

Estilo diario ande yo caliente (1)

Zapatillas: Creeks (Merkal) / Cordones: Hickies (+ info) / Pantalón: Pier One / Jersey: Cortefiel / Plumón: HE by Mango / Gafas de Sol: Carrera