L.U.C XPS Poinçon de Genève. Un reloj ginebrino para la inauguración de la nueva boutique de Chopard

Durante la inauguración de su nueva boutique en la rue du Rhône, la casa Chopard ha presentado una nueva versión de uno de sus relojes emblemáticos, el modelo L.U.C XPS. En platino, con una esfera azul noche, este nuevo modelo extra plano se ha producido exclusivamente en una serie limitada de 25 ejemplares disponible exclusivamente en esta boutique. y respeta los criterios del Punzón de Ginebra, cuyo sello ha sido grabado a mano en el dorso de cada uno de los relojes.

Desde 1886 el Punzón de Ginebra garantiza un estándar de calidad excepcional al exigir, a los fabricantes que desean grabarlo en sus relojes, el perfeccionamiento del conjunto de las piezas que los componen. De este modo el Punzón de Ginebra asegura un alto nivel de precisión de los productos que lo exhiben, perpetuando, al mismo tiempo, el saber hacer de la relojería artesanal.

161932-5001 L.U.C XPS Poinçon de Genève white

Diseño elegante y calidad probada

Para dar vida a este nuevo L.U.C XPS, los relojeros de la Manufactura Chopard han recurrido al calibre de la casa L.U.C 96.01-L. Una decisión que les ha permitido realizar la proeza de alojar en una caja extra plana un movimiento automático dotado de dos barriletes para una reserva de marcha 65 horas, y que presenta las funciones de horas y minutos en el centro, así como un segundero pequeño a las 6h y la fecha a las 3h.

Este reloj de platino, de líneas depuradas y elegantes, presenta una esfera azul “satinado soleil”, adornada con el logotipo del Punzón de Ginebra a las 12 horas. Su elegancia se ve acentuada por sus agujas plateadas, a imagen de sus índices, que se distinguen por su sobriedad. Para personalizar todavía más esta edición, en el fondo de la caja de cada una de estas piezas se ha grabado a mano el logo del Punzón de Ginebra.

161932-5001 L.U.C XPS Poinçon de Genève back white

El modelo L.U.C XPS Poinçon de Genève ha sido certificado por el Control Oficial Suizo de Cronómetros (COSC). Sabia mezcla de belleza, tradición y tecnología, esta edición conmemorativa simboliza, una vez más, el amor de Chopard por la tradición relojera.