¡Leer este post te llevará 2 minutos! ¡A disfrutar!

La fotografa estadounidense Diane Arbus reflejó a personajes sórdidos sin perder el punto de vista de la moda.

Diane Arbus (Nueva York, 14 de marzo de 1923 – Greenwich, Nueva York, Estados Unidos, 26 de julio de 1971) quizá, así a simple vista, no te suena el nombre, pero se trata de una de las fotógrafas de moda más interesante y apartada de lo típico que, considero, ha existido

Diane Arbus

Su trabajo iba más allá, no dudaba en poner frente a su cámara, mirándote directamente,  a personas apartadas por completo del mundo del glamour, en cierta parte marginales, o considerados en aquel momento (recordemos que su ámbito de actuación fueron los años 50 y 60) como monstruos.

Su visión puso de relieve la individualidad de la moda, tan repetida en concepto pero luego tan difícilmente aplicada a la realidad. Y sentó precedentes a la hora de buscar personas originales para representar las diferentes marcas de moda.

Influida por Model y por la película Freaks, Diane Arbus abandonó las modelos elegantes de las revistas de moda y eligió a personas marginales y diferentes para retratarlos: gemelos, enfermos mentales, gigantes, familias disfuncionales, fenómenos de circo, etc. Los personajes miraban directamente a la cámara, lo que hace que el flash revele sus defectos. Su intención era producir en el espectador «temor y vergüenza».

Gracias a ella, la presencia de tatuajes, personas con discapacidad, artistas o prostitutas pasaban de ser despojos a ser protagonistas del mundo de la moda. Así era durante su etapa más prolífica de trabajo, ¡y así sigue siendo en la actualidad!

Para qué decir más de ella pudiendo disfrutar de algunas de sus fotografías que, seguro, no te dejaran impasible. Si quieres saber más de ella, te recomiendo este genial artículo de Ciudad Letralia

Los monstruos, los freaks, los fenómenos de circo, tienen una cualidad de leyenda. Son como el personaje de un cuento de hadas que nos detiene para exigirnos la respuesta a un enigma. La mayoría de la gente vive con el miedo de pasar por una experiencia traumática. Ellos ya pasaron la prueba de su vida. Son aristócratas”.

Diane Arbus